SAN ANTONIO EN LA ALDEA GLOBAL.

28.08.2014 10:12

 

                PIQUERAS HABA, Juan y PARDO GÓMEZ, María del Carmen (2014), San Antonio, su historia y sus familias. Arcís Ediciones, Requena.

                Buen conocedor de la geografía humana española, Juan Piqueras Haba nos brinda este documentado estudio sobre San Antonio, la tercera población de la comarca de Requena-Utiel. La obra es de gran utilidad para contestar con fundamento preguntas mucho más genéricas como el alcance de la colonización agraria del siglo XVIII (que alcanzó desde Ucrania a la América del Norte), el desarrollo de la agricultura capitalista en el expansivo XIX, el impacto de la gran depresión finisecular, y los procesos de modernización y éxodo rurales.

                Relatar el desarrollo de una aldea, de un pueblo, no significa dibujar una Arcadia feliz fuera de todo horizonte histórico, sino afrontar el estudio riguroso de sus gentes y de sus paisajes con métodos depurados de investigación. Consciente del reto, el autor adjunta una esmerada cartografía y unas cuidadas tablas estadísticas, labor que conlleva muchas horas de investigación y de plasmación elegantemente compendiadas. Asimismo las imágenes contribuyen a que los lectores no las interpreten como una aproximación fría a una realidad geográfica.

                Natural de la vecina Campo Arcís y autor de numerosas monografías locales, Juan Piqueras se acerca precisamente a San Antonio con calidez humana para explicarnos cómo en la dehesa del Carrascal de San Antonio surgió en el siglo XVIII la aldea del mismo nombre, que se expansionó en la centuria siguiente a impulsos de la viticultura, emergiendo un grupo dirigente local de gran interés para la investigación. El mismo Piqueras ha venido postulando que tras la fuerte apropiación oligárquica de las tierras del término requenense entre los siglos XVIII y XIX, los contratos de plantación a medias de las viñas ofrecieron a los campesinos la oportunidad de cultivar un terrazgo más o menos propio, originando aldeas como la citada Campo Arcís habitadas por campesinos de fortuna semejante. Ahora vemos que las cosas son un tanto más complejas gracias a San Antonio, invitando a las oportunas comparaciones y a ulteriores estudios del resto de núcleos de población del singular y extenso término de Requena.

                En la emergente San Antonio, que pugnó en el siglo XX con denuedo por su independencia municipal, se fueron trazando vías públicas, alzándose flamantes viviendas y desarrollándose una serie de servicios públicos, a los que se aplican los procedimientos de trabajo de la geografía urbana, que partiendo desde la calle nos permiten interpretar un conjunto que dista del laberinto desconcertante para alcanzar todo su significado.

                Y son precisamente sus habitantes de ayer y de hoy los que llenan de contenido tal significado. Con la infatigable ayuda de la señora María del Carmen Pardo Gómez, Juan Piqueras nos los presenta a través de sus familias, de las que realiza un detenido estudio acompañado de fotografías personales de gran valor, en cuya recopilación y presentación ha laborado Álvaro Ibáñez Solaz. Si los naturales pueden conocer mejor sus orígenes, los forasteros podemos tener envidia de carecer para nuestras localidades de origen de tan documentada crónica familiar y enterarnos cómo la transmisión de la tierra a través de la herencia resulta esencial en la forja de una comunidad, convirtiendo lo aparentemente pequeño en algo universal, pues en nuestra aldea global hay mucho y bueno de San Antonio.

                Víctor Manuel Galán Tendero.

 

Contacto