¿PRIMERA GUERRA MUNDIAL? Por Javier Ramos Beltrán.

15.05.2014 22:16
    Actualmente consideramos que hay dos guerras mundiales: la Primera (1914-1918) y la Segunda (1939-1945). Ambas han recibido esta denominación de la prensa de la época y de otras fuentes, pero la realidad dista mucho de decir que aquéllas fueran las dos únicas guerras mundiales.
    La primera, como tal, sería la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), que además fue una guerra más mundial que las dos así consideradas, ya que se extendió a América (enfrentamientos entre holandeses y portugueses por el dominio de Brasil), Asia (Ceilán, Indonesia y combates entre españoles y holandeses alrededor de las Filipinas), África (luchas entre holandeses y portugueses por Sudáfrica o Angola) y por supuesto Europa. Además la Guerra de los Treinta Años supuso el declive de ciertas formas políticas feudales como la vieja forma del Sacro Imperio Romano Germánico y el despunte de las primeras formas de nación política moderna con el Tratado de Westfalia.
    También se pueden considerar como guerras mundiales la de la Sucesión Española, la de los Siete Años, las napoleónicas y la de Crimea. Incluso las Cruzadas de la Edad Media fueron guerras mundiales dada la extensión que alcanzaron en su tiempo y su incidencia en Europa.
    En la Guerra de Sucesión Española se intentó evitar que los Borbones de la emergente Francia alcanzaran el trono español, involucrando a las potencias más poderosas entre 1700 y 1714. La de los Siete Años se simultaneó en el centro de Europa y América del Norte, donde británicos y franceses lucharon por su dominio de 1757 a 1763.
    Las guerras napoleónicas avanzan el poder de la movilización ciudadana en un tiempo en el que el mapa de Europa se altera profundamente (desaparece oficialmente el Sacro Imperio heredero de Roma). Coincidió con el principio del liberalismo moderno y de la industrialización.
    En la Guerra de Crimea se dilucidaron enfrentamientos religiosos y políticos entre franceses y rusos por la protección de la Basílica de la Natividad y la Iglesia del Santo Sepulcro. Asimismo los británicos quisieron detener la expansión rusa hacia el Mediterráneo. La batalla de Inkerman (5 de noviembre de 1854) avanzó algunas de las formas de combatir de la Gran Guerra empezada en 1914.

Contacto