LOS CABALLEROS ADMIRADORES DE LOS TEMPLARIOS.

04.11.2019 08:05

                Las órdenes militares, como la del Temple, tomaron parte destacada en la expansión de la Cristiandad europea de los siglos XII al XIII en distintos frentes. En 1225 Fernando III logró dominar definitivamente la plaza de Andújar, donde en 1245 se fundó una cofradía o hermandad caballeresca bajo la influencia de los templarios. Don Pedro Rodríguez de Campomanes consignó en su obra de 1747 parte del texto de su documento fundacional, que tomó de Nobleza de Andalucía de Gonzalo Argote de Molina (1549-96). Ha suscitado más de una duda sobre su autenticidad, pero es muy interesante para apreciar la formación de las cofradías caballerescas:

                “En el nombre de la Santa y no departida la Santa Trinidad, tres personas y un Dios sin falla, que fizo todas las cosas, y sea también con el nombre e ayuda de la Bendita Madre de Dios humanado. Sepan todos los homes que oy viven e tras vivirán como Nos Frey Bernaldo de Aguilera, comendador de la Santa Orden del Templo de Hierusalén e Vicente Arias e Simón Pérez de Cea e Gonzalo Saldaña e Garci Pérez de Bargas e Gómez Díaz e Ruy Vélez de Garnica e Diego de Fitero e Juan de Fitero su hijo e Rui González Camacho e Pero González de Priego de Ecavas, todos vecinos e habitantes de la villa de Andújar, movidos en caridad y fiel amoreo, decimos que ordenamos entre Nos y para los después de Nos que esta Hermandad o Cofradía querrán seguir, la qual se diga de los cavalleros fijosdalgos, por ser fecha por tales personas, la qual sea en honor de Nuestra Señora Santa María y de su bendito nacimiento. A la qual tomamos por nuestra Patrona en esta nuestra Hermandad, porque ella nos quiere ayudar y tuella y riedre el mal. Y los que en ella les placerá entrar en de guardar e cumplir so buena fe, sin mal engaño, todo lo que se sigue.

                (…)

                “Ordenamos que el cofrade sea home Fidalgo e que non se reciba al de cuya condición se infiere la qualidad de que decían estar adornados los Cavalleros Templarios para entrar en esta Religión, pues apeteciéndola este estatuto y siendo un comendador templario cabeza de los que le forman es la más relevante prueba de esta verdad.

                (…)

                “Fue fecha y esta Cofradía en el año de la Era del César de 1283, a los treinta años del Reynado del Rey Don Fernando Tercero nuestro Señor y a los veintiocho años que se ganó y conquistó a los moros esta villa de Andújar, a la qual vinieron a morar muchos fijosdalgo y cavalleros, y entre ellos fue ordenada esta Cofradía y Hermandad por devoción de la Madre de Dios, y a ella ruegan les preste su favor ante el justo Juez Jesu-Christo su Hijo, el qual con el Padre y con el Espíritu Santo vive y reyna por siempre jamás. Amén.”

                Pedro Rodríguez de Campomanes, Dissertaciones históricas del orden y cavallería de los templarios o resumen historial de sus principios, fundación, instituto, progressos y extinción en el Concilio de Viena, Madrid, 1747, pp. 46-47.

                Selección de Víctor Manuel Galán Tendero.

        

Contacto