LORETO GALLEGO Y LOS HÉROES DE BALER. Por Javier González Segura.

06.06.2014 17:08

Loreto Gallego García, vecino de la aldea de Los Cojos, en la partida requenense de la Albosa, nació el día 10 de diciembre de 1876. Durante su servicio militar formó parte del 2º Batallón de Cazadores Expedicionarios, convirtiéndose en uno de los llamados "últimos de Filipinas", así denominados por ser los que protagonizaron, refugiados en una iglesia de la población costera de Baler, uno de los episodios más heróicos de la historia militar de España del el siglo XIX.

          El destacamento que defendió Baler se componía de 54 soldados, bajo el mando del teniente don Juan Alonso Zayas y, tras su muerte, del también teniente Martín Cerezo. Junto a ellos estuvo el médico Vigil de Quiñones. Desconociendo que España se había retirado ya de las islas Filipinas, los defensores aguantaron un asedio de 337 días por parte de los tagalos, hasta que los 33 supervivientes fueron finalmente rescatados el día 2 de junio de 1899. Entre ellos estaban el teniente Martín Cerezo, el médico, Loreto Gallego y otros 30 soldados.

         Con su hazaña se puso fin a la lucha por la defensa de los últimos territorios del imperio español, ya que se habían perdido no solo las islas Filipinas en el Pacífico, sino también las islas de Cuba y Puerto Rico en el Atlántico. Al regresar a España, a Loreto y a los demás héroes les fue concedida la Cruz Laureada de San Fernando, la máxima condecoración militar española.

         Posteriormente, Loreto se casó con Clementa Rodríguez, natural de Los Isidros, aldea cercana a Los Cojos, en 1900. Le quedó una pensión de 60 pesetas mensuales y le fue prometido un estanco. Pero como esto iba para largo, en una visita del rey Alfonso XIII a Valencia en 1905, solicitó al monarca el cargo de portero del Ayuntamiento de Requena, que le fue concedido. Allí estuvo trabajando hasta que murió en 1941, excepto los tres años que duró la  Guerra Civil Española.


Contacto