LA INFLUENCIA DE TINTÍN EN LA CULTURA CONTEMPORÁNEA. Por Javier Ramos Beltrán.

27.10.2014 15:33

    El gran periodista belga Tintín y su acompañante canino Milú han sido uno de los grandes iconos del cómic y de la cultura general. Todo ello gracias al gran dibujo de George Remi Hergé (1907-1983) que dotó a Tintín de una personalidad jamás vista en un ser humano. El intrépido periodista es la persona que todos querríamos ser, ya que es valiente, inteligente y astuta, mientras que también es el amigo que todos quisiéramos tener puesto que es agradable. Ya dijo una vez el gran Hergé, que Tintín era él mismo cuando era perfecto. ¿Acaso no tenemos todos nosotros un Tintín dentro?

    Además, Tintín cuenta con inusitada perspicacia toda la actualidad e investiga él por su cuenta. Quizás Hergé influenciado por el padre Norbert Wellez hiciera de Tintín el estandarte de los valores cristianos en sus primeros números polémicos donde Tintín va a la Unión Soviética y  enseña a los niños congoleños. Sin embargo, cuando Tintín empieza de verdad a ser una gran referencia mundial es con el díptico oriental Los Cigarrillos del Faraón y El Loto Azul, donde Hergé se documentó a fondo de la situación de China tras la invasión japonesa gracias a su amigo chino Tchang (que también sale en la viñeta).

    Tintín empieza desde Los Cigarrillos del Faraón a luchar contra el tráfico de estupefacientes y a empezar a hablar de actualidad (aunque aparece Al Capone en Tintín en América). Entre esos números de actualidad destacamos El Cetro de Ottokar, conflicto entre Borduria (Alemania) y Syldavia (Austria) en que los primeros quieren anexiona a Syldavia bajo la figura del golpista Müsstler (Mussolini y Hitler) haciendo un golpe de estado contra Muskar XII. Aquello fue una premonición de la Segunda Guerra Mundial, una guerra con efectos devastadores para Hergé que fue señalado como intervencionista pero que sirvió a Tintín para ir avanzando en líneas editoriales. En Tintín en el Oro Negro se remodeló la historia con un país ficticio llamado Khemed ya que contenía muchas referencias a la Palestina británica, pero igualmente trata el conflicto del petróleo, el mismo que ocurre ahora mismo en Oriente Medio. También y muchos años antes de que el hombre pisara la Luna en 1969 e incluso de que Yuri Gagarin observara la Tierra en 1961, Tintín y sus amigos ya fueron a la Luna.

    Las tramas de Tintín abarcan todo tipo de situaciones desde el tráfico de drogas, al tráfico de esclavos, a dictaduras… Era un retrato de la sociedad de la época por parte de Hergé quién ya sin el apadrinamiento de Wellez, se dedicó a hablar con más soltura de Tintín e incluyendo nuevos personajes, como Capitán Haddock, los detectives Hernández-Fernández y el Profesor Tornasol, por no hablar de Néstor y de la Castafiore. Así con villanos que siempre acababan ridiculizados como Alan Thompson, Rastapopoulos o el Doctor Müller.

    Tintín ha tenido un gran impacto en la cultura y la sociedad por su atrevimiento y su decisión a la hora de resolver problemas, por la perfección humana que representa y su entereza. En un mundo en el que Tintín es un superhéroe cuyos únicos superpoderes son hacer el bien y hacer un mundo mejor, acorde a la ideología de Hergé que detestaba la esclavitud, los autoritarismos y la corrupción moral.

    Los dos mejores números de Tintín (para mí) son El Loto Azul y Stock de Coque.

                                

 

Contacto