EL PRESENTISMO EN UNA OBRA DE ZABOROV SOBRE LAS CRUZADAS.

01.02.2015 17:35

 

                Las cruzadas han dado mucho que hablar. Importantes historiadores nos han expuesto sus acontecimientos, ciertamente complejos. Se han tratado de iluminar sus causas y de establecer sus consecuencias. Su estudio es una invitación al estudio de la historia de las civilizaciones.

                Recientemente se vuelve a emplear la palabra cruzado en unos términos polémicos y de confrontación, y no como una categoría del pasado reservada al estudio. Los conflictos actuales vuelven a justificarse invocando hechos anteriores.

                El fenómeno no es nuevo y la obra Historia de las cruzadas del ruso Mijail Zaborov, que Ediciones Akal editara en 1988 en edición de bolsillo, lo acredita.

                                                        

                Entre nosotros el libro ha tenido una buena acogida de público e incluso de crítica al tratarse del trabajo de un historiador ruso escrito con pretensiones de claridad, casi de breviario que va  directo al grano.

                Escrito durante la época soviética más militante, Zaborov denuncia los errores de los historiadores burgueses desde el punto de vista del materialismo dialéctico, que al aducir motivos ideales para las cruzadas incurren en errores científicos. La brevedad del libro no ahorra ocasión para recordárnoslo una y otra vez, pese a que muchos de sus datos y de sus conclusiones están tomados de los denostados autores burgueses.

                A veces da la impresión que se nos habla más de la guerra fría que de las cruzadas, destacando como las contradicciones sociales de Occidente condujeron a la agresión contra el Próximo Oriente y las tierras eslavas, lo que a la larga perjudicó a los imperialistas. La simplificación en aras de los intereses políticos de la URSS es más que evidente, magnificándose la toma de Constantinopla durante la cuarta cruzada.

                La rigidez teórica del autor, muy alejada de la versatilidad interpretativa de Marx en varios puntos, impide el ajuste entre el relato histórico y el materialismo histórico.

                ¿Qué interés tiene entonces hoy en día esta obra? Además de proporcionar una lectura rápida al amante de la historia, nos ayuda a comprender el ambiente de la guerra fría, cuando muchas actividades se revistieron de polémica. El presentismo nos enseña más historia de la época del autor que del tiempo que dice estudiar.

                Víctor Manuel Galán Tendero.

Contacto