DIARIO DE GASKIN.

21.07.2014 15:20

                DIARIO DE GASKIN. UN PILOTO DE LA REPÚBLICA EN LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN NORTEAFRICANOS. 1939-1943.

                Edición de Laura Gassó, Tavernes Blanques, 2013,  L´eixam edicions.

                Durante muchos años se ha ignorado el internamiento de los republicanos españoles en el África del Norte francesa. Uno de ellos fue Antonio Gassó Fuentes, piloto de aviación conocido como Gaskin por sus instructores soviéticos.

                Su hija Laura le rinde un sentido homenaje publicando su diario de cautiverio desde el 20 de febrero de 1941 al 28 de febrero de 1943. Con sencillez y efectividad introduce su figura y habla con elocuencia contenida de los sufrimientos familiares hasta su fallecimiento en 1974.

                En vísperas de la invasión nazi, las autoridades francesas trataron con manifiesta desconsideración a los republicanos españoles en retirada, juzgados como elementos desestabilizadores. No pocos terminaron en campos de internamiento y de trabajo, como le sucedió a nuestro protagonista al arribar a Orán tras un accidentado viaje iniciado en Alicante.

                Sometido a la penosa disciplina de los trabajos forzados, su humanidad pudo sobrevivir gracias a la redacción del diario y a las lecturas de unas cuantas obras. A toda costa quiso evitar el embrutecimiento. Las ocasiones de comer bien o de reírse fueron contadas, y la escritura se convirtió en su tabla de salvación.

                Más allá del campo de prisioneros se extendía un mundo en guerra, en el que el III Reich parecía a punto de avasallar toda oposición. La Francia oficial se había convertido en su colaboradora, y junto a los republicanos españoles padecieron cautiverio en el Norte de África polacos o judíos alemanes. Gaskin indica con meridiana claridad la evidencia del fascismo francés, que ahora parece sorprender tanto.

                En su estilo conciso y lapidario apunta a veces la esperanza de la liberación, simbolizada por Claudette Colbert, la admirada actriz en un mundo desprovisto de novias y esposas.

                Y la liberación llegó, pero no en forma de fanfarria filmada, sino de pausada desesperación. En noviembre de 1942 los aliados desembarcan en el África del Norte. En los campos se tiene noticia que están pidiendo los grados militares de los republicanos internados, interpretándose como muestra de reconocimiento a los pioneros de la lucha contra el fascismo. En la mítica Casablanca el personaje de Bogart había combatido en nuestra Guerra Civil.

                Sin embargo, la retención y el trabajo prosiguieron hasta comienzos del 43. Los republicanos izquierdistas tampoco eran santos de la devoción de Gran Bretaña y EE. UU. Antonio Gassó emprendió con serias dificultades su nueva vida en el Marruecos francés.

                Su Diario es de lectura muy recomendable, pues nos acerca con gran sinceridad a hechos no siempre bien conocidos de nuestra Historia contemporánea. Decididamente el Cervantes de la Novela del cautivo no se encuentra solo.

                Víctor Manuel Galán Tendero

Contacto