DOCUMENTO HISTORICO: "Cómo el rey don Fernando cercó a Córdova".

03.08.2014 16:46

"Estando el rey don Fernando en el reyno de León, visitando el reyno y executando justicia, e proveyendo las cosas necessarias assí a la corona real como al pro de los pueblos, ovo de ser que vino a la villa de Benavente. En este medio, los christianos que abitavan en la frontera de moros, assí cavalleros como de pie e fijosdalgo e adalides e almogavares, ayuntaronse en Andújar, que era de christianos, e fueron a entrar en tierra de Córdova. E de aquella entrada ovieron una cavalgada en que cativaron algunas moros. E de aquellos moros ovieron lengua cierta cómo la cibdad de Córdova estava muy segura y que no se velava ni guardava y que no se recelavan de los christianos; y que ellos les farían aver un andamio en el muro. E de ay dieron orden e manera como tomassen el arraval de Córdova, que le decían en arávigo Axarquía, e hoy día se llama assí. E sobre esto ovieron su acuerdo, porque crían que si tomassen este arraval, que por allí podrían ganar la cibdad, como después acaesció. E  avido este acuerdo por muy bueno, entre ellos se aconsejaron para que se tuviesse el mejor modo para que esto viniesse en effecto, e ordenaron sus escalas e las otras cosas necessarias para ello. E para esto mejor fazar aguardaron una noche que hiziesse escura e lloviesse, por que esto era por el mes de enero, en el coraçón del invierno. (...) Venida la noche del concierto, llegaron lo más sin estruendo que pudierton al pie del adarve, y puestos allí rondaron la muralla y escucharon bien si velavan las torres e adarves, e vieron como no sonava boz ninguna de vela ni sintieron guardas, porque todos estavan durmiendo. E aviendo bien rodeado las torres e adarves e sentido la disposición que avía para su concierto, hablaron algunos de aquellos christianos e dixeron que qué les parecía que devían de hazer.  A esto respondió Domingo Muñoz, el adalid, e dixo, señores mi consejo es este: Que pues que aquí estamos, que haziendo todos la señal de la cruz nos encomendemos a Dios y a la Virgen gloriosa y al gloriosos apostol Santiago (...). E si no pudieremos echar esta escalas de cuerda, pongamos estas de fuste e trabajemos de subir por ellas. E los primeros que subieren sean los que mejor saben la lengua arábiga entre nosotros y vayan vestidos como moros. ( ... )  E los primeros christianos que subieron fueron Albar Colodro y Benito de Baños ( ... ). E estos yvan  vestidos e tocados como moros, y en subiendo tomaron una torre, a la qual llaman oy en día torre de Alvar Colodro. ( ... ) Entonces tomaron  los christianos a los moros e ataparonles las bocas, y echaronlos de la torre ayuso, e los christianos que estavan abaxo matáronlos luego. En esto comenzaron los christianos a sobir a gran priessa, e desque la mayor parte dellos fue sobida en la torre, fueronse por el muro adelante, ganando todas las torres que avía hazia la puerta de Martos, hasta que ganaron la puerta. Quando vino el alva que ya esclarecía, ya estavan los christianos apoderados de todas las torres y del muro y del arrabal que dizen el Axarquía con la puerta de Martos, e abrieron la puerta, y entró por ella Pero Ruyz Tahur, con otros de cavallo que venían con él."

La historia evidentemente no acabó aquí, y la conquista de Córdaba se pospuso todavía varios meses, después de un duro asedio. Pero este episodio, relatado de forma casi novelesca en la Coronica del Sancto Rey  don Fernando Tercero, marcó el inicio de la caida de la antigua capital de Al-Andalus, y supuso un paso decisivo en el gran avance reconquistador del rey santo por tierras de Andalucia.

Crónica del Santo Rey don Fernando III., Sevilla, Jacobo Cromberger, 1516. (Edición facsímil con estudios críticos de Fermín de los Reyes Gómez))

[Documento aportado por César Jordá Sánchez]

Contacto