ALVAR FÁÑEZ, EL GUERRERO.

28.06.2019 16:00

                También conocido como Minaya, Alvar Fáñez fue uno de los grandes comandantes de Alfonso VI de León y Castilla y de su hija Urraca. Su fama solo se ha visto superada por la del mismísimo Rodrigo Díaz de Vivar. En el famoso Poema de Mío Cid, se consignaron con deferencia acciones suyas, pero autores musulmanes como Ibn al-Kardabus en su Historia de Al-Andalus se acordaron igualmente de él, denigrándolo como un verdadero tirano. Con independencia de sus valoraciones, esta Historia (de la que empleamos la edición de Felipe Maíllo de 1986) nos brinda valiosos datos sobre sus acciones y su importancia en la Hispania de fines del siglo XI y comienzos del XII.

                Reunión con Alfonso VI para combatir en la batalla de Zalaca (1086).

                “Alfonso hizo llegar sus cartas a todos los cristianos informándoles del paso de los almorávides, entonces vinieron a él gentes de Castilla en incontable número. Su general Alvar Fáñez dejó Valencia y se reunió con él. Ejércitos desde los confines de la cristiandad se dirigieron hacia él hasta llenar vaguadas y llanuras.”

                Participación en las campañas del Sharq Al-Andalus (1092).

                “Y en ese año la codicia de una categoría de cristianos creció sobre la Península. García asedió Almería, Al-Fant Lorca, Alvar Fáñez sitió Murcia y el Campeador Játiva.”

                Comandante de almogávares musulmanes durante el asedio de Valencia por el Cid.

                “Un grupo de ellos (de musulmanes colaboracionistas), que se habían unido a Alvar Fáñez, maldígale Dios, así como a ellos, cortaba los miembros viriles a los hombres y las partes pudendas a las mujeres. Eran los criados y los servidores de él, que habiendo sido seducidos grandemente, en sus creencias fueron perdiendo enteramente la fe.”

                Los almorávides lo vencen en batalla (1094).

                “Cuando el emir Sir ibn Abi Bakr vio los daños que infligía el enemigo a los fieles y que continuaba la opresión en el país, se preparó y salió en dirección de Alvar Fáñez; entonces lo derrotó, a él y a su ejército, pues Dios derrotóle completamente.”

                El gobernador de Toledo, en nombre de la reina Urraca, frente a los almorávides.

                “En el año 507 (1113-1114) los dos emires Sir ibn Abi Bakr y Mazdali atacaron Toledo, y lanzaron contra todas aquellas comarcas los escuadrones y las algaras, y ellos demolieron, aniquilaron, quemaron y destruyeron todo lo que encontraron. Alvar Fáñez, maldígale Dios, les combatió con diez mil hombres armados con corazas, pero ellos dos le derrotaron y le abatieron; pues le mataron a setecientos caballeros de su grupo.”

                Muerte de Alvar Fáñez.

                “Y en ese año tuvieron lugar entre la gente de Castilla e Ibn Ramiro (Alfonso el Batallador) muchas guerras, que destruyeron a los dos partidos totalmente e hicieron desaparecer a Alvar Fáñez, maldígale Dios, muerto y destrozado.”

                Víctor Manuel Galán Tendero.

            

Contacto